logo citroën
 
logo citroën
Historia
logo citroën logo citroën logo citroën
Encuentros logo citroën logo citroën logo citroën logo citroën Venta/Compra
 

Citroën
La travesía del Sáhara: 1922-1923

   


travesía del SáharaPartiendo de Touggourt (Argelia), George Marie Haardt, Louis Audoin-Dubreuil y un equipo de 10 personas, la mayoría
militares y un geógrafo, llegan a Tombuctú (Sudán) en 20 días. ¿Pero qué es lo que incitó a estos hombres al asalto
de una de las regiones más inhóspitas del planeta?
Simplemente, una gran idea. Al final de la I Guerra Mundial, el proyecto de unión, segura y rápida, entre la Francia Metropolitana y África Ecuatorial seduce a colonos e industriales y encuentra un eco muy favorable en los medios militares y científicos. Una gran idea que el automóvil hace por fin posible. Confiando en su material, André Citroën está seguro de que este recorrido puede hacerse en apenas 20 días: la historia le dio la razón.

Con 5 vehículos Citroën con cadenas Kégresse, los miembros de la Misión Haardt-Audouin efectúan el primer enlace directo entre Argelia y el África occidental francesa. Entre grandes celebraciones, el 7 de enero de 1923 el primer correo transahariano en automóvil es entregado al comandante de la región de Tombuctú, el coronel Mangeot.




Travesía del Sáhara: Anécdota
Entrando en Sudán, antes de Tabankor, se produce un incidente. Por su extrañeza, marcará a los miembros de la expedición Haardt-Audouin. Viendo que a los dos últimos coches del convoy les cuesta seguir el ritmo, lanzan un cohete para señalarles la posición de los auto-cadenas de cabeza. Al caer al suelo, el cohete prende fuego a las hierbas secas. El incendio resulta imposible de apagar. El fuego se propaga, obligando a los conductores a volver al camino para no ser atrapados por las llamas. La sabana se vuelve roja, ahuyentando a toda la fauna. Los cinco vehículos escaparon sin problemas y retomaron su marcha victoriosa hacia Tombuctú.

Los grandes exploradores tenían tanta imaginación como sentido poético... travesía del Sáhara
Los 5 vehículos de la expedición tenían cada uno un nombre. "Scarabée d'Or",  "Croissant d'Argent" , "Tortue Volante", "Bœuf Apis" y "Chenille Rampante".

¿Cómo nació la idea de la oruga que equipaban los coches de la expedición?
Desde enero de 1921, las fábricas Citroën fabricaban coches de un nuevo tipo equipados de bandas de goma sin fin, que permitían circular fuera de los caminos, sobre terrenos diferentes. Este genial hallazgo había nacido de la imaginación de un ingeniero de talento, Adolphe Kégresse. Durante una demostración ante los ojos de André Citroën fue donde surgió la idea de producir vehículos capaces de moverse sobre terrenos inestables, a 40-45 km/h.